El PP abandera la permanencia de la prisión permanente revisable para proteger a la sociedad

Esther Muñoz: “Tenemos la obligación jurídica y moral de proteger a los ciudadanos de los delincuentes que no quieren o no pueden reintegrarse”

Esther Muñoz durante el pleno del Senado
Esther Muñoz durante el pleno del Senado

Ha reprochado a Ciudadanos el cambio continuo de criterio durante estos años, calificándoles de “expertos en el oportunismo mediático”

La portavoz de Justicia del GPP, Esther Muñoz, ha defendido hoy en el pleno del Senado, una moción que ha resultado aprobada, en apoyo de la prisión permanente revisable, que fue incorporada a nuestro ordenamiento jurídico por la Ley Orgánica 1/2015, de 30 de marzo, por la que se modifica la Ley Orgánica 10/1995, de 23 de noviembre, del Código Penal. La iniciativa también ha contado con un voto de Foro y otro de UPN.

Es un instrumento que existe en todos los países europeos, salvo Portugal y que se ha incorporado a nuestro ordenamiento jurídico con todas las garantías y con un perfecto encaje penal. Muñoz ha explicado que “es un tipo penal avalado por la Corte Penal Internacional, que recoge en su catálogo de penas la PPR; en España, la constitucionalidad de esta pena está avalada por el Consejo Fiscal, el Consejo General del Poder Judicial y el Consejo de Estado”.

En este sentido, Esther Muñoz ha reprochado la posición del PSOE, que pide que se sustituya la PPR por una pena que se adecúe a lo previsto en nuestra Constitución, porque “los informes del CGPJ, cuya ponente fue la hoy portavoz socialista en el Congreso, Margarita Robles, dicen que se adecúa perfectamente”.

La prisión permanente revisable no renuncia a la reinserción del penado, ya que una vez cumplida una parte mínima de la condena, un tribunal valorará de nuevo las circunstancias del acusado. En caso de considerar que no puede recuperar la libertad, se fijará un plazo para llevar a cabo una nueva revisión. Por lo tanto, la pena de prisión permanente revisable no es una pena definitiva en la que el Estado se desentiende del acusado. Al contrario, compatibiliza la existencia de una respuesta penal ajustada a la gravedad del delito con la reinserción social.

La portavoz de Justicia ha dicho que es necesario tratar de reintegrar al que delinque, “pero tenemos la obligación jurídica y moral de proteger a los ciudadanos de los delincuentes que no quieren o no pueden reintegrarse”. A continuación, ha puesto ejemplos de víctimas recientes “que ayudan a abrir los ojos y las conciencias”, mientras aseguraba que el “dolor es lo único permanente y no revisable”.

Este modelo jurídico también ha sido avalado por el Tribunal Europeo de Derechos Humanos, que lo ha considerado ajustado a la Convención Europea de Derechos Humanos. En este sentido, los representantes del GPP han insistido en que no se entiende que algunos grupos políticos quieran derogar la prisión permanente revisable.

Tras el reciente desenlace del “caso de Diana Quer”, han sido miles los ciudadanos que se han sumado a la petición de su familia, y de otras familias que han vivido situaciones similares, solicitando que se mantenga esta figura penal en nuestro ordenamiento jurídico como medio para garantizar la seguridad, los derechos y libertades de todos los españoles.

Muñoz ha reprochado a Ciudadanos el cambio continuo de criterio durante estos años, calificándoles de “expertos en el oportunismo mediático”; y les ha pedido que se desprendan de alguna medalla “que tan orgullosamente se cuelgan y así podrán mirar a los ciudadanos a la cara y escuchar sus reivindicaciones que, en este caso no es otra que la prisión permanente revisable”. También les ha reprochado que su propuesta sea inconstitucional y que no responda al objetivo de la PPR. “En legislación penal, no importa que las penas sean más o menos duras, sino que sean justas”, ha dicho.

LA PPR ES UNA RESPUESTA PLENAMENTE CONSTITUCIONAL

Jorge Alberto Rodríguez ha explicado que “la figura de la prisión permanente revisable es la respuesta firme, proporcionada y plenamente constitucional, frente a aquellos condenados por crímenes atroces que, al quedar sin efecto la doctrina Parot, se beneficiaron de la reducción de pena”.

El senador canario ha continuado diciendo que la necesidad de tener un mecanismo que mantenga en prisión a los asesinos, violadores que matan a sus víctimas o terroristas, sin que puedan ver reducida su pena  acudiendo a beneficios penitenciarios, se hace imprescindible para nuestra sociedad.

“Con la prisión permanente revisable protegemos a la sociedad de delincuentes especialmente peligrosos, mientras no esté acreditado que no reincidirán. No olvidemos que los únicos que cumplen cadena perpetua por estos crímenes son la familia de las víctimas y sus amigos; una cadena perpetua de sufrimiento sin fecha de finalización; un dolor permanente que no es revisable”.

Comentarios

Aviso de demoraLos comentarios enviados fuera del horario de moderación, serán aprobados al día siguiente.