El Plan de Vivienda tiene la vista puesta en la protección a los más vulnerables

Ana Zurita avala los objetivos de un proyecto "absolutamente consensuado" que busca solución a los desahucios, potencia el alquiler y la rehabilitación

Subraya que "es el momento de impulsar un despliegue en profundidad de la rehabilitación edificatoria, mejorando la política energética".

La portavoz de Vivienda del Grupo Parlamentario Popular, Ana Zurita, ha destacado este miércoles en el Congreso "el alto contenido social" del Plan de Vivienda 2018-2021, que tiene como gran objetivo garantizar el derecho a la vivienda y, con especial ahínco, de los sectores más vulnerables de la sociedad, para que "no haya familias sin vivienda y para que aquellas que tengan una vivienda reúnan las mejores condiciones de habitabilidad".

En su intervención en la Comisión de Fomento con motivo de la comparecencia del Secretario de Estado de Vivienda, la diputada popular ha avalado los grandes objetivos de un plan que trabaja en tres frentes: "dar solución a los desahucios, potenciar el mercado del alquiler y apostar por la rehabilitación".

En su alocución, Zurita ha recalcado que dicho plan se asienta sobre la base de 10 programas, de los que seis están exclusivamente destinados a ayudas al alquiler para personas con dificultades económicas, atendiendo a los diversos grados de vulnerabilidad y abarcando, de esta manera, "un amplio abanico de ayudas" que permite dar cobertura a todo tipo de posibilidades.

La parlamentaria popular ha recalcado que "lo fundamental es solucionar el problema de la vivienda ante situaciones de emergencia social, apoyándose en el stock de viviendas vacías existentes y asumiendo el Gobierno la totalidad del compromiso financiero, algo que no existía (hasta ahora) dentro de los programas estatales", pues el objetivo último es potenciar un cambio de tendencia hacia el mercado de alquiler de vivienda.

Zurita ha reprochado a Podemos que esté más en "las quejas y en las críticas" que en las propuestas, conducta que palidece aún más si se compara con las múltiples medidas puestas en marcha por el Gobierno del PP, que viene trabajando por los derechos de los ciudadanos -como el derecho a la vivienda-, muchos años antes de la entrada de Podemos en el Parlamento: "Su discurso es el de una España en blanco y negro, y la televisión en color llegó hace 40 años con la entrada de democracia, cuando ustedes no estaban (en el Parlamento) y sí lo estábamos otros grupos".

Y es que frente a la crítica constante de Podemos y la del PSOE, formación a la que ha querido recordar su voto en contra de dos Reales Decretos a favor de los más vulnerables y su rechazo también a la creación del fondo social de vivienda, Zurita ha contrapuesto los datos que evidencian los logros cosechados por las medidas puestas en marcha por los gobiernos del PP: "Se ha garantizado el descenso en las ejecuciones hipotecarias en un 30% en el primer trimestre de 2017 con respecto al del 2016; 40.000 familias se han beneficiado del fondo social de vivienda; y 570.000 familias se han beneficiado igualmente de ayudas al alquiler o a la hipoteca en cumplimiento del Plan de Vivienda 2013-2016 (vigente)".

Zurita ha recordado también a la izquierda parlamentaria que el Gobierno del PP ha aprobado una nueva prórroga frente a los desahucios hasta 2020, "ampliando además el margen de requisitos para que tenga cabida un espectro mayor de situaciones de vulnerabilidad"

Ciñéndose al Plan de Vivienda 2018-2021, Zurita ha puesto el foco en las bondades de un plan "absolutamente consensuado" por comunidades y entidades locales, a los que ha definido como "los albañiles" del Plan, y que además de poner a disposición de los más vulnerables viviendas vacías de los grandes tenedores de vivienda –"asumiendo el Gobierno la mayor parte de la carga financiera", ha reiterado-, tiene también como objetivo garantizar "las condiciones de eficiencia energética que nos permitan cumplir con los objetivos marcados por las directrices europeas, a través de medidas sociales y de rehabilitación".

Y todas las actuaciones previamente mencionadas, contenidas en el Plan de Vivienda 2018-2020, cuentan con "un denominador común": las personas. Pues, tal y como ha vuelto a subrayar Zurita, "lo primero es solucionar el problema de la vivienda a colectivos vulnerables, y garantizar que todos tengan una vivienda digna y en las mejores condiciones de habitabilidad y accesibilidad, y que se garanticen igualmente las condiciones de eficiencia energética".

Comentarios

Aviso de demoraLos comentarios enviados fuera del horario de moderación, serán aprobados al día siguiente.