Vinculamos la estrategia nacional de internacionalización de la empresa con la consolidación del crecimiento

Hoy, en la Comisión de Economía, Industria y Competitividad

La portavoz de Economía del Grupo Popular, Teresa Palmer, ha puesto en valor este miércoles en el Congreso el peso de la internacionalización de la empresa en los buenos datos y la buena salud de la economía española, resaltando que la estrategia nacional de internacionalización de la empresa “es imprescindible” en la consolidación del crecimiento económico.

Durante la comparecencia de la secretaria de Estado de Comercio con motivo de la presentación de la Memoria de actividad del Fondo para la Internacionalización de la Empresa (FIEM), la dirigente popular ha destacado “la solidez y robustez” del crecimiento económico español, cuyo modelo económico “ha modificado su comportamiento de manera muy positiva”.

Palmer ha recordado así que “la economía española sigue creciendo a ritmos superiores a los de nuestro entorno europeo, con niveles superiores en los últimos años al 3%, casi el doble que la media de la UE, con todos los organismos nacionales e internacionales reconociendo “su fortaleza”, a la vez que la definen como “la locomotora” de las economías avanzadas.

Tras recibir una herencia de crecimiento negativo, de sangría de paro y elevadísimo déficit público y exterior de los anteriores gobiernos socialistas, el Gobierno del PP ha puesto los cimientos de la mejora de la competitividad de la economía española, activando una amplia gama de reformas económicas –“estrategia reformista”, la ha denominado Palmer-, y que se ha convertido en “un elemento clave” que explica “la base sólida y permanente” del crecimiento económico español, que pese al empeño de muchos grupos de la oposición no se explica solo por elementos coyunturales.

“Cuando se analiza la receta de nuestro crecimiento destaca una característica: siempre hemos salido de una situación de crisis cuando se ha producido un proceso de apertura; ha sido y es el arrastre del exterior, en momentos de caída de la demanda interna, quien impulsa el crecimiento para superar momentos de crisis”, ha detallado.

“España ha llegado tarde al proceso de internacionalización, pero lo ha hecho para quedarse”, ha continuado explicando Palmer, destacando que “durante esta legislatura hemos asistido a un salto cualitativo y cuantitativo que ningún país de nuestro entorno ha podido igualar”. “Como dato que corrobora todo lo anterior”, ha señalado, “España exporta hoy más del 33% de su PIB (33,1%), cuando venimos de un 22%, y esta evolución, por mal que le pese a algunos, es una evolución espectacular e incomparable a la de cualquier otro país de nuestro entorno”. “Las cifras son tozudas”, ha añadido, siendo muy superiores a la de países competitivos de nuestro entorno como Francia y Alemania.

Y frente a la crítica “recurrente” de la devaluación de los salarios como factor del crecimiento de la competitividad de las empresas, Palmer ha manifestado que “nuestras industrias más exportadoras son intensivas en capital, lo que desmiente que hayan ganado en competitividad gracias a reducciones salariales, sino más bien por su progreso tecnológico, calidad de producto y porque nuestros empresarios están saliendo fuera y este Gobierno les apoya”. 

En suma, “las exportaciones no solo están basadas en el precio sino en componentes de mayor valor añadido”, se ha felicitado Palmer, resaltando la necesidad de “implantar una estrategia de Estado, a medio y largo plazo, para asegurar que la contribución positiva del sector exterior al crecimiento se convierta en un fenómeno estructural y revierta en creación de empleo”.

Para consolidar esta presencia en el exterior, Palmer ha puesto el acento en dirigir medidas específicas a las Pymes para favorecer su internacionalización, tal y como contempla dicha estrategia, razón por la cual se ha interesado ante la secretaria de Estado de Comercio “por cómo se apoya a las Pymes a través del fondo FIME”.

Para finalizar, la parlamentaria popular ha hecho hincapié en que “la economía española va por el buen camino y para no desviarnos de este camino”, ha incidido, “debemos seguir por la línea de política económica iniciada y que ha permitido corregir los desequilibrios y mejorar la competitividad de la economía, cimentando un país competitivo con empresas que compiten en el mundo y que consiguen colocar con éxito sus productos en los mercados”.

“España es un país con una economía modera, con un crecimiento muy sólido en sectores dinámicos y que crece como ninguna otra economía de nuestro entorno, generando empleo y eliminando desigualdades, por lo que debemos proseguir en esta línea”, ha concluido.

Comentarios

Aviso de demoraLos comentarios enviados fuera del horario de moderación, serán aprobados al día siguiente.