El PP se congratula de que el Gobierno se comprometa con la Reserva del Yasuní

Sin embargo, el Grupo Popular lamenta que se apropie de una iniciativa suya ya que Trinidad Jiménez ha vendido un proyecto que es un mandato del Senado, propuesto por el PP, y sobre el que el Gobierno ha callado durante dos años

El senador popular, Dionisio García Carnero, ha celebrado que la ministra Trinidad Jiménez le haya presentado al presidente ecuatoriano Rafael Correa, en su reciente visita a ese país, una iniciativa de protección del parque.

Por otra parte, el senador del PP ha lamentado que la ministra se haya olvidado de la paternidad de la iniciativa y que haya obviado durante dos años el preceptivo trámite de informar a la Cámara sobre el cumplimiento de las mociones parlamentarias.

García Carnero ha recordado que el 18 de diciembre de 2008, la Comisión de Asuntos Iberoamericanos del Senado debatió, votó y terminó aprobando por asentimiento una moción del PP por la que se instaba al Gobierno a la adopción de determinadas medidas en relación con la protección del Parque Nacional Yasuní, en la República de Ecuador.

El senador popular explica que en la parte noroccidental de Ecuador, en la zona fronteriza con Colombia y con Perú, está la Reserva Natural Yasuní, que tiene una extensión de, aproximadamente, un millón de hectáreas y que es una de las zonas más importantes y con mayor valor ecológico del mundo porque alberga una enorme diversidad. 

García Carnero ha indicado que en el Parque viven algunos grupos humanos de indígenas, como los tagaeri-taromenani, que voluntariamente viven aislados de la civilización, e incluso hay bastante certeza de que existen otros grupos indígenas, de los que ni siquiera se tiene conocimiento. Sus condiciones son tales que la Unesco declaró en 1989 al Yasuní como Reserva del Programa "El hombre y la biosfera".

Por eso, el PP apoyó en su día la iniciativa del presidente Correa respecto a Yasuní, así como su compromiso durante un período de al menos 12 o 15 años para mantener intacta esa reserva, no tocar ese uso petrolífero a cambio de obtener unos recursos económicos que el Gobierno estima en, aproximadamente, la mitad de lo que produciría. 

El Partido Popular, ante este conjunto de cosas, recogió en su moción el apoyo del Senado al proyecto de Correa, y solicitó al Gobierno de España el establecimiento de acuerdos y negociaciones con el de Ecuador para que participe en ese modelo. El tercer elemento de la moción, que el Ejecutivo señale un mecanismo para poder participar sin que sea especialmente oneroso o gravoso para los estados que quieran participar en lo que se llaman Certificados de Garantía Yasuní.

Según el senador popular, el objetivo de la iniciativa era proteger esa reserva como uno de los lugares más importantes para el ecosistema del planeta, que la iniciativa la tome el Gobierno español, participando en conversaciones con el de Ecuador para ese asunto, y que se traslade a las instituciones europeas para comprometer también su interés.

Comentarios

Aviso de demoraLos comentarios enviados fuera del horario de moderación, serán aprobados al día siguiente.