El PP remarca que los PGE mejoran la calidad del empleo público

En el Pleno del Congreso

La portavoz adjunta del Grupo Parlamentario Popular, Susana López Ares, ha asegurado este lunes en el Congreso que los PGE abundan en la política de la recuperación, de la creación de empleo y en la mejora de las condiciones laborales de los empleados públicos, contribuyendo a la calidad del mismo y fortaleciendo los servicios sociales básicos

En su intervención en el Pleno del Congreso con ocasión del debate de parcialidad de los PGE, la diputada popular ha enmarcado todos estos efectos positivos que conllevan unas cuentas públicas “realistas” en dos grandes principios: “La estabilidad presupuestaria y la sostenibilidad financiera, porque unos servicios públicos de calidad no son compatibles con unas Administraciones Públicas y unas finanzas públicas quebradas”. 

López Ares ha recordado que después de una política presupuestaria de prudencia y contención motivada por años de crisis económica, “se ha regresado a la senda del crecimiento económico y del empleo tanto en el sector privado como en el público y, por esta razón, ya en ejercicios anteriores, especialmente en el año 2015, se inició una política de recuperación y de mejora de las condiciones de los empleos públicos que los actuales presupuestos vienen a continuar”. 

La continuación de esta política, ha remarcado la parlamentaria popular, se asienta sobre los pilares “del diálogo y del acuerdo” entre partidos políticos, Administraciones Públicas, entre comunidades y entidades locales y también con los agentes sociales, porque en el PP, ha subrayado López Ares, “entendemos que la participación y la corresponsabilidad mejoran nuestros servicios públicos y nuestro estado del bienestar”. 

La portavoz adjunta del GPP ha querido recordar que los actuales PGE vieron la luz fruto del diálogo y de la capacidad de entendimiento y acuerdo con otras fuerzas parlamentarias, y contienen, como elementos sobresalientes a destacar, “una tasa de reposición del 100% para los sectores prioritarios, de forma que la oferta de empleo público para 2017 supondrá al menos 67.000 plazas en todas las AA.PP”. 

Además del empleo estable vinculado a la tasa de reposición, los PGE incorporan igualmente “el compromiso real” del Gobierno con la estabilización en el empleo, que se regula con carácter básico en este mismo Proyecto de Ley, pues sin unas cuentas públicas como estas “no habría ningún proceso de estabilización ni de eliminación de la interinidad”. 

“El objetivo fundamental”, ha hecho hincapié López Ares, “es reducir el personal interino existente en las AAPP mediante una de las mayores ofertas públicas de empleo en democracia”. “Queremos tranquilizar a los interinos”, ha precisado sobre las dudas alimentadas por parte de la oposición, por lo que ha anunciado que en “la redacción final se eliminará la referencia existente a los tres años para que quede total y absolutamente claro nuestro compromiso con la estabilización con todos los empleados públicos”. 

Como resultado de este proceso, ha manifestado López Ares, “se llegará a una cifra próxima a los 275.000 empleos consolidados en los próximos tres años, que afectará a todos los ámbitos y a todas las AA.PP”. 

Además de las dos medidas enunciadas previamente, los PGE incorporan igualmente “nuestro compromiso con la mejora de las condiciones salariales” de los empleados públicos, que en 2017 volverán a incrementarse en un 1%. 

La parlamentaria popular ha querido contraponer la política de función pública “realista y sostenible” del Gobierno del PP con “la tradicional actitud” de socialistas y comunistas, que bucean en planteamientos que “de nuevo nos llevarían al abismo de la crisis”. Prueba de ello, ha dicho, son las enmiendas presentadas al Título III, con propuestas como las subidas salariales planteadas por PSOE y Podemos o la reducción de la jornada laboral a 35 horas, que nos conducirían una vez más e irremediablemente “al gasto sin límite”, aunque “ya  sabemos que para ustedes (socialistas y comunistas), el dinero público no es de nadie”. 

Para finalizar, López Ares ha querido poner de manifiesto la existencia de estas dos posiciones bien diferenciadas en el Parlamento: “La de quienes no creemos en atajos y entendemos que el bienestar futuro depende de las reformas estructurales y de las decisiones serias y realistas que se tomen en estos momentos, y la postura de los cortoplacistas que, con planteamientos demagógicos, nos garantizan a todos un futuro de dificultades y pobreza”.

Comentarios

Aviso de demoraLos comentarios enviados fuera del horario de moderación, serán aprobados al día siguiente.