La Ley de trabajadores domésticos del Gobierno de Rajoy mejora sus prestaciones y establece mayores y mejores derechos

Debate de una iniciativa parlamentaria sobre los trabajadores domésticos en el Pleno del Congreso

José Ignacio Echániz apuesta por “perseverar en las reformas que generen demanda y aumenten el deseo de contratar de las familias españolas”.

El portavoz de Empleo del Grupo Parlamentario Popular, José Ignacio Echániz, ensalzó hoy la reforma que emprendió el Gobierno de Mariano Rajoy en lo referente a las empleadas del hogar “con el objeto de mejorar las futuras prestaciones de este colectivo y avanzar en el proceso de acercamiento al régimen general de la Seguridad Social hasta el año 2019”.

Así, destacó que con la norma que impulsó el Ejecutivo del PP “se mejoraba la gestión y la prestación social del sistema especial para empleados de hogar que simplificaba y equilibraba las bases de cotización con una nueva escala de tramos”. De esta manera, apuntó que “se mejoró sustancialmente la integración y aumentó las cuotas y las prestaciones permitiendo a los trabajadores ser sujetos responsables del cumplimiento de las obligaciones con la Seguridad Social”.

Durante el debate de una iniciativa parlamentaria sobre la ratificación del Convenio 189 de la OIT sobre el trabajo decente para las trabajadoras y trabajadores domésticos, el portavoz popular indicó que las estas medidas emprendidas por el Gobierno de Rajoy en este campo “han avanzado en la protección social, han desarrollado una verdadera relación laboral incorporando el derecho a los trabajadores e incluyendo el sistema especial para empleados de hogar a las prestaciones de la Seguridad Social”.

También, añadió que las medidas lanzadas aprobadas en la anterior legislatura “establecieron mayores y mejores derechos de los trabajadores, aplicando el estatuto de los trabajadores e introduciendo mayor estabilidad en el empleo”.

Respecto a la incorporación del Convenio 189 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) a la legislación española, José Ignacio Echániz explicó que “cualquier convenio al que España se sume, debe hacerse sin menoscabar nuestro derecho del trabajo y sin impactar negativamente en el empleo”.

“El criterio razonable para la ratificación de un convenio internacional es que éste sea compatible con nuestro ordenamiento jurídico”, remarcó José Ignacio Echániz, quien apostó por incorporar el convenio “cuando tengamos la seguridad de que no perjudicará a nuestro mercado de trabajo y a nuestros trabajadores”.

“Así –indicó- también lo hacen los otros países”. En este sentido, subrayó que “de los 185 países de la OIT, solo 22 han ratificado este convenio, y de los 28 países de la Unión Europea sólo lo han ratificado 6”.

Por último, el portavoz del GPP mostró todo su “apoyo y reconocimiento a este importantísimo colectivo”. “Se ha hecho mucho y se puede seguir haciendo si perseveramos en las reformas que generen demanda que aumente el deseo de contratar de las familias españolas, y así den oportunidades a las personas que necesitan un empleo”, concluyó.

Comentarios

Aviso de demoraLos comentarios enviados fuera del horario de moderación, serán aprobados al día siguiente.