La Ley de seguridad ciudadana es un avance para la convivencia y refuerza nuestra Democracia

Conrado Escobar señala que esta ley "es mucho mejor" que la socialista del año 92, que se ha visto "desbordada, reinterpretada y necesita una revisión"

"Pasamos de la patada en la puerta del PSOE al domicilio protegido del PP y de las identificaciones indiscriminadas a las identificaciones limitadas".

El portavoz de Interior del Grupo Popular en el Congreso, Conrado Escobar, afirmó hoy que la Ley de protección de la seguridad ciudadana "es un avance para la convivencia, supone el mejor compromiso con las libertades y derechos de todos los españoles y constituye un claro refuerzo a nuestra Democracia".

En su intervención en el pleno en el debate final para la aprobación definitiva de la ley, el portavoz popular lamentó las críticas vertidas desde la izquierda, "no basadas en razones, sino en sinrazones, en excusas ideológicas falsas". Según aseguró, "esta ley es mucho mejor que la actual" y "la comparativa entre ambas no admite discusión".

En este sentido, Conrado Escobar destacó que con esta ley "pasamos de la patada en la puerta del PSOE, a la ley del domicilio protegido del PP; de las identificaciones indiscriminadas a las identificaciones limitadas; de los cacheos masivos, a los controles individuales y regulados; de la libertad prestada a la libertad protegida; de los derechos tutelados al pleno ejercicio de nuestros derechos y de la sanción desproporcionada a la sanción efectiva".

Así, explicó que "España cuenta con una ley del año 92 que tras 23 años se ha visto desbordada, reinterpretada y necesita una revisión por varias razones, como la jurisprudencia contenciosa y constitucional, las exigencias sociales que reclaman mejor protección de las libertades, la necesidad de ofrecer una respuesta apropiada a ciertos actos hoy impunes o la necesidad de una mejor cobertura y seguridad para nuestras Fuerzas y Cuerpos de Seguridad".

El diputado popular señaló también que la ley obedece a un mandato parlamentario y que desde que entró en el Congreso ha recogido numerosas sugerencias, recomendaciones de grupos, asociaciones, organizaciones y entidades, además de contar con informes muy favorables del Consejo de Estado o el Consejo General del Poder Judicial, entre otros.

VOCACIÓN PERMANENTE DE DIÁLOGO Y MEJORA

Asimismo, aseguró que la tramitación de la ley por parte del PP y del Gobierno "ha mantenido una permanente vocación de diálogo y de mejora". "Preservar la convivencia protege el normal funcionamiento de las instituciones, garantizar los servicios básicos de la comunidad o asegurar el libre ejercicio de derechos y libertades públicas no es de izquierdas ni de derechas, es sencillamente democrático", subrayó.

Según señaló, "no basta agitar la bandera de buenismo de despacho cuando los daños causados por actos vandálicos han ascendido a 46 millones de euros o cuando en el curso de manifestaciones entre 2012 y 2014 se han producido 1.404 heridos". "Los ciudadanos merecen que se estas conductas se eviten y se sancionen", advirtió.

Igualmente, Conrado Escobar afirmó que la ley "guarda un excelente equilibrio entre libertad y seguridad y será la mejor a la hora de proteger la legítima reivindicación en una Democracia participativa porque protege especialmente a las víctimas, a los menores, a los vulnerables; protege a quien nos protege, a la Policía; sanciona menos pero mejor y, por supuesto, sanciona al encapuchado que rompe escaparates o autobuses".

Por último, el portavoz popular destacó que la Ley de protección de la seguridad ciudadana "refuerza las garantías de los ciudadanos y mejora el control judicial, pues resulta más fácil y sencilla de aplicar que la actual al reducir el margen de interpretación".

Comentarios

Aviso de demoraLos comentarios enviados fuera del horario de moderación, serán aprobados al día siguiente.