El fondo de reserva estatal asegura los derechos de todos los pensionistas

Aunque se liquidara el fondo, las pensiones se pagarían con recursos del empleo y de los PGE

Las pensiones de nuestros mayores están aseguradas con el Partido Popular
Las pensiones de nuestros mayores están aseguradas con el Partido Popular

La Ley reguladora del fondo estatal fue aprobada de forma mayoritaria por el Congreso de los Diputados con el único y exclusivo objetivo de pagar las pensiones.

La gestión de este fondo es pública y conocida ya que todos los años se rinden cuentas ante el Parlamento, contando con el respaldo del pleno y de los agentes sociales que participan en una Comisión de Seguimiento.

No obstante, en el año 2007 la mitad de este Fondo fue invertido en bonos y letras europeas, hasta que la crisis de la deuda hizo poco rentables y negativas estas inversiones. Así, fue el Partido Popular el primero en oponerse a la idea de invertir la “hucha del Estado” en este tipo de productos, siendo recogida la idea más adelante por el Gobierno del PSOE, que optó por deshacerse de los bonos y letras que ofrecían intereses negativos.

INVERSIÓN CORRECTA

Desde ese momento, los Fondos del Estado fueron invertidos en deuda nacional, obteniendo uno rendimiento que creció en un 37% anual hasta situarse como el mejor dato en términos de rentabilidad desde el año 2007.

Asimismo, las renovadas inversiones han logrado aportar un montante de 26.095 millones de euros, superando incluso la rentabilidad de los planes privados.

En la actualidad, el Fondo de reserva del Estado es destinado única y exclusivamente a pagar las pensiones. De hecho, se ha informado en innumerables ocasiones, que la alternativa a usar la “hucha de España” para pagar todas las pensiones hubiera sido subir las cotizaciones, pedir un crédito a los bancos o recortar drásticamente estas pensiones. De la misma manera, cabe decir que consumir esa “hucha” o fondo estatal no compromete el pago de las pensiones, ya en una situación de falta de liquidez, estas quedarían cubiertas a través de los recursos de empleo y de los PGE.

CONFIANZA, PROFESIONALIDAD Y PRUDENCIA

Son aproximadamente 8.100 millones de euros los que aún quedan en el Fondo de reserva, todo ello, destinado al servicio de los pensionistas españoles. Además, es conveniente señalar que el uso de esta financiación responde a estrictas reglas y normativas vinculadas con las pensiones contributivas.

Vistas las medidas llevadas a cabo por el Gobierno del PP para aumentar el Fondo, ha sido la prudencia y profesionalidad las reglas que han imperado a la hora de administrar los caudales y las que han desacreditado la demagogia oportunista de algunos partidos.

Así, el año 2017 acabará marcando un récord de recaudación en el Fondo de reserva estatal, reduciendo la necesidad de utilizar recursos ajenos al sistema para aquellos momentos en los que se requiera mayor liquidez como es el abono de la paga extra.

Comentarios

Aviso de demoraLos comentarios enviados fuera del horario de moderación, serán aprobados al día siguiente.