España

Hay que defender la soberanía nacional y las instituciones democráticas

¿Qué estamos haciendo? Propuestas, medidas y resultados
¿Qué estamos haciendo? Propuestas, medidas y resultados

Nuestra obligación es ser garantes de la Constitución española.

La capacidad del Estado para proteger los derechos de los ciudadanos y la equilibrada distribución efectiva del poder también dependen de ese buen funcionamiento de las instituciones.

La ruptura de los consensos políticos básicos ha llevado a modificaciones de la configuración y el funcionamiento de componentes fundamentales de nuestro marco institucional, como el Tribunal Constitucional o el Consejo General del Poder Judicial, que han resultado gravemente perjudiciales para su buen funcionamiento.

Medidas:

- Marca España se presenta por primera vez en el Parlamento Europeo ante representantes de las principales Instituciones Comunitarias.

- Revitalizaremos el Parlamento agilizando los procedimientos de debate y la actividad de los diputados y senadores.

- Regularemos las normas de conducta que regirán la actuación de los miembros del gobierno y de los altos cargos del Estado.

- Promoveremos todas las acciones y acuerdos políticos que favorezcan el entendimiento y la concordia entre todos los españoles en torno a los valores constitucionales.

- Devolveremos la confianza en la independencia de los jueces y tribunales y en la objetividad y eficacia de la administración, en la solvencia y equilibrio de los órganos de supervisión y de control de los sectores regulados.

Comentarios

Aviso de demoraLos comentarios enviados fuera del horario de moderación, serán aprobados al día siguiente.

David

Coincido con las palabras de Francisco sobre la necesidad de ampliar los espacios de participación de la ciudadanía. Eso es muy necesario. Por otra parte, Francisco hace una propuesta sobre un referéndum legal en toda España sobre la secesión en Cataluña. Yo creo que la unidad de España es un valor que no debe ponerse en cuestión cada cierto tiempo, y abrir la puerta a una consulta de este calado llevaría a un precedente que provocaría inevitablemente inestabilidad institucional. Pero sí es cierto que hay que hacer algo para solucionar el contencioso político catalán, más allá de medidas judiciales. Yo creo que lo más sensato es retroceder a la causa del problema: la vía de avance del autogobierno de los catalanes quedó cortada de raíz con la sentencia del TC de 2010. Es necesario volver a ese punto, analizar los puntos concretos en que hay que modificar la Constitución para dar cabida al texto estatutario aprobado por los catalanes (allí aplicaron ese "derecho a decidir" y lo hicieron para seguir integrados a España como comunidad autónoma con más autogobierno), e incluso recoger aspectos de la propuesta de Estatuto aprobada en el Parlamento catalán en 2005 (que tuvo el apoyo de CiU y de ERC, con lo que les sería difícil criticar esas medidas ahora). Hay que volver a centrar el debate en la autonomía, y no en la independencia. De esta forma, garantizamos la unidad de España y podemos plantear soluciones realistas que reducirán sensiblemente el número de independentistas en Cataluña hasta dejarlo en la minoría que siempre habían sido hasta 2010. Creo que hay que dialogar, negociar y pactar, y eso solo se podrá hacer con un PP fuerte. Coincido también con Francisco en que los partidos como el PP deben arrebatar al populismo la bandera de la regeneración democrática, o sino lo acabaremos pagando como partido y como país. Muchas gracias y un saludo.
Responder

Francisco

No sé si servirán estas palabras para mover la iniciativa del Partido Popular, pero como votante suyo no puedo menos que intentarlo. Mi mensaje es que la regeneración que necesita España es dar voz directa al pueblo y que el PP puede hacerlo. La fuerza de Podemos no son sus "soluciones", es la idea de democracia participativa; esa idea no es ninguna innovación, está ya en nuestra Constitución Artículos 23 y 92. Creo que el revulsivo que necesitamos para no perder la mayoría y ser leales a España, es permitir que el pueblo se exprese mediante referendos consultivos sobre temas concretos que a todos nos afectan. Acercaría la política al pueblo que creo que es lo que todos esperamos. El PP puede llevar a que nuestra democracia se asemeje a la Suiza, Podemos y el PSOE nos llevararán a asemejarla a Venezuela. Si los separatistas quieren referéndum, propongan el único legal, pregunten a todos los españoles si queremos modificar la Constitución en el sentido de que cada Comunidad Autónoma pueda decidir legalmente mediante mayoría reforzada seguir en España o ser independiente. Por mucho que me duela la crudeza de una pregunta así, es la única alternativa antes de que sea un hecho consumado una declaración unilateral de independencia. Las medidas judiciales son necesarias pero no resuelven el problema de fondo que es el político, éste sólo puede solucionarse con métodos políticos y la única alternativa entiendo que es un referéndum consultivo a nivel nacional. Me duele ver cómo el electorado del PP se divide por el tema del aborto, ¿por qué no preguntar también a todos los españoles en vez de esperar a la decisión del Tribunal Constitucional? Daríamos al PSOE una lección de democracia, toda vez que ellos modificaron su propia Ley sin consensuarla con la oposición ni con el pueblo mediante referéndum. En 1931 nuestro Rey se fue porque creyó, antes del recuento final de las elecciones municipales que dieron mayoría a los concejales monárquicos, que no tenía la confianza del pueblo y pensó que así podía evitar una guerra civil; la realidad fue que no se preguntó al pueblo si quería Monarquía o República, y tuvimos República y guerra. Consultar un tema político en democracia no es ofender, por muy dura que sea la pregunta; antes al contrario, consultar es querer respetar la verdadera opinión del pueblo que no tiene otra forma real de expresarse sobre temas concretos. Creo que España necesita hablar y que el Partido Popular puede darle voz.
Responder